Berenjena rellena de boloñesa vegana

Hooola a todos!! De vuelta por aquí, hoy con un platito salado: Berenjena rellena de boloñesa vegana !!
Muy, muy rica, os aseguro que os gustará. Es ideal para una comidita o cena especial, que incluso podemos dejar preparada y en cualquier momento darle un toque de horno para que esté perfecta. Además, para que quedase aún más sabrosa al gratinar, he querido hacer una bechamelvegetal expréss que por supuesto también os cuento.
Como os decía por Insta, la receta de la boloñesa la subí allí hace unos días, pero para que os sea más cómodo os la vuelvo a explicar y así no os perderéis ningún paso!
Muy bien, pues vamos allá, veréis qué fácil!
PARA LA BOLOÑESA VEGANA:
Ingredientes:
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 pimiento rojo
  • 1/4 cebolla
  • 1 vaso de soja texturizada fina
  • 2 vasos de agua caliente
  • 1 tarro de tomate triturado (250 g) y 1/2 vaso de agua
  • Especias: 1/2 cdta de orégano, 1/2 cdta de perejil, 1/2 cdta de ajo en polvo, un poquito de cúrcuma y de pimentón
  • Sal
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
Preparación:
  1. Primero hidratamos la soja texturizada, poniéndola en un recipiente, añadiéndole el agua caliente y dejándola reposar 15-20 minutos, tras los que retiraremos el agua y la dejaremos escurrir bien.
  2. A la vez, vamos preparando un sofrito a fuego medio con los vegetales picados y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  3. Cuando consigamos que estén bien pochados, añadimos la soja escurrida, la sal y las especias.
  4. Rehogamos unos minutos para que se mezclen los sabores y, a continuación, vertemos el tomate triturado y el medio vaso de agua.
  5. Dejamos que empiece a hervir y en ese momento bajamos un poco el fuego y dejamos cocinar a fuego lento hasta que la salsa espese. Podemos ir rectificando en especias, sal o agua a medida que se va cocinando.
PARA LA BECHAMEL EXPRÉSS:
Ingredientes:
  • 1 cda de cualquier harina (yo usé de avena integral)
  • 1 vaso de bebida vegetal (os recomiendo que sea lo más neutro posible, como de soja o de avena)
  • Sal
  • AOVE
  • Especias: pimienta negra y nuez moscada.
Preparación:
  1. En un cazo al fuego calentamos a fuego medio-alto un chorrito de aceite.
  2. Cuando coja temperatura, añadimos la harina y removemos constantemente para que no se queme durante unos 30 segundos.
  3. En este momento, añadimos la leche vegetal, la sal y las especias al gusto, y, sin dejar de remover con unas varillas, esperamos a que comience a hervir.
  4. Cuando empiecen a salir burbujitas, bajamos un poco el fuego y dejamos cocinar, igualmente removiendo para evitar grumos, hasta que adquiera una consistencia espesa.
En este caso me ha salido un poco oscura, probablemente por haber utilizado leche de avena, pero de sabor estaba muy muy rica.
PARA LA BERENJENA RELLENA AL HORNO:
Ingredientes:
  • Berenjena
  • Sal
  • Pimienta negra
  • AOVE
Preparación:
  1. En este caso, simplemente cortaremos una berenjena por la mitad y le haremos cortes en cuadrícula, con cuidado de no llegar a traspasar la piel.
  2. Luego, las colocamos sobre un papel vegetal, le añadimos un poquito de sal y pimienta por encima y las rociamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  3. Las metemos al horno a 180°C hasta que veamos que la carne está bien blandita. Tened paciencia en este paso, ya que puede tomar un poco de tiempo, pero insisto, lo importante es que quede bien tierna!
  4. Cuando esté lista, la sacamos del horno y con ayuda de una cuchara retiramos la pulpa, de nuevo con cuidado de no dañar la piel de la berenjena. Os recomiendo dejar un poquito de carne para que luego soporte el peso del relleno.
  5. A continuación, llevamos la pulpa que vernos retirado y unas cuantas cucharadas de nuestra boloñesa a una sartén y lo sofreímos todo junto durante unos minutos para que se combinen los sabores.
  6. Ahora, rellenamos de nuevo la berenjena con nuestra mezcla y terminamos con un poquito de la bechamel vegetal por encima. En este caso, también he añadido un poquito de pan rallado para que la capa superior quedase más crujiente.
  7. Llevamos de nuevo al horno a 200°C durante unos 5-7 minutos con calor sólo arriba y ya está lista para disfrutar!!
 Este último paso podéis omitirlo si la preparáis de un día para otro, por ejemplo, de manera que la tengáis en el refrigerador, y, cuando os la vayáis a consumir, le deis ese toque de gratinado. Quedará como recién preparada!
Espero que os encante!!

Deja un comentario