Cake de kiwi

Muy buenas a todo el mundo! Mirad qué delicia os traigo por aquí: Cake de kiwi !!

Fue un experimento total, ya que tenía en casa un montón de kiwis ecológicos maduros y no quería que se me estropearan, así que, un poco de casualidad, salió esta tarta, y, además de que no puede ser más fácil, el resultado me ha encantado!

Por supuesto, como siempre, un dulce vegano y muy saludable, integral, sin refinados, aditivos o grasas insanas y cargado de nutrientes preciosos para nuestro organismo.

Séeee que me paso con recetas dulces, pero son mi perdición, y si son saludables como esta, pues ya no tengo límite! No sabéis qué bien sienta acompañado con un vasito de leche de arroz viendo una peli el domingo por la tarde 💚💚 Así que ya tenéis una idea para disfrutarlo!

Aquí va la receta

Ingredientes:

  • 2 kiwis, mucho mejor si están maduros y bien dulces
  • 8 cdas harina de avena
  • 2 cdas de panela molida
  • 1/2 cdta bicarbonato de sodio
  • 1/2 cdta canela
  • 2 huevos de lino (receta aquí: huevos de lino)
  • 1/4 taza de leche de arroz (u otra leche vegetal de vuestra preferencia)
  • 1/4 taza de aceite de oliva virgen extra

Preparación:

  1. Primero que nada, preparamos los dos huevos de lino para dejarlos reposando mientras seguimos el resto de pasos.
  2. A continuación, con un tenedor, machacamos los dos kiwis maduros hasta obtener una especie de puré, pero no es necesario que quede totalmente triturado, no os preocupéis, ya que luego con la cocción se terminarán de deshacer los pedacitos más grandes.
  3. Ahora, en un bol mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina, el bicarbonato y la canela. Si preferís, podéis añadir vainilla en lugar de canela, que le dará un toque delicioso igualmente.
  4. En otro recipiente, mezclamos los huevos de lino junto con la panela, la leche vegetal y el aceite.
  5. Luego, vamos añadiendo la mezcla seca a la líquida, integrando todos los componentes con unas varillas.
  6. Tomamos un molde de la forma que queramos. Recordad engrasarlo primero si no es de silicona. En él vertemos la mitad de la masa aproximadamente.
  7. A continuación, ponemos por encima el puré de kiwi, con cuidado para que no se mezcle mucho con la masa y quedé una capa bien definida.
  8. Por último, añadimos el resto de la masa por encima, de nuevo poco a poco con cuidado y decoramos la parte de arriba con lo que más nos guste, mi opción han sido semillas de chía. 
  9. Finalmente horneamos a 180ºC durante unos 25 minutos, o hasta que la parte de arriba del cake esté bien tostada.
  10. Sacamos, dejamos enfríar a temperatura ambiente y desmoldamos.

Y a disfrutar de este rico postre! Por supuesto, la idea sirve para cualquier fruta que nos guste (fresas, plátano, manzana, mango, piña…), estoy segura de que el resultado será increíble con cualquiera!

 

 

Deja un comentario