Cupcakes de calabaza

Hoy os traigo la receta de algo en lo que estuve trabajando el pasado fin de semana: Cupcakes de calabaza!

Ahora que llega el otoño, y con él, sus cositas típicas, me encanta aprovecharlas e inventar recetas como ésta. Personalmente, yo pienso que la calabaza está hecha para dulces. También puede quedar deliciosa en platos salados. Sin embargo, me encanta el toque que les da a los postres, y gracias a lo dulce que es, nos podemos evitar el añadir otros edulcorantes y sacarle partido a su sabor natural.
Yo la utilizo mucho en bizcochos, magdalenas y demás. Y en este caso he conseguido un postre muy bueno para acompañar con un café o té, como desayuno o para brindarles una rica sobremesa o merienda a nuestros amigos.
Además, es realmente fácil! Así que aquí os dejo la receta

Ingredientes para unos 7 cupcakes:

Masa:

  • 1 taza de harina de avena (yo la consigo triturando los copos de avena integrales en la licuadora hasta obtener un polvo fino)
  • 3/4 taza de calabaza al vapor hecha puré
  • 1 huevo de lino (para ver la receta, haz click aquí: huevos de lino)
  • 6 dátiles
  • Chorrito de leche vegetal (yo he usado de arroz)
  • 1 sobre de stevia
  • 3 cdtas de panela molida
  • 1 y 1/2 cdtas de bicarbonato sódico
  • Pizca de sal
  • 1/4 taza aceite de oliva
  • Canela al gusto

Topping:

  • 1/4 taza de calabaza al vapor hecha puré
  • 3 dátiles
  • 1 cdta de cacao desgrasado en polvo
  • 1 cdta de harina de avena
  • Chorrito de leche vegetal

Preparación:

  1. Lo primero que debemos hacer es tener lista la calabaza. Para ello, lo que yo he hecho ha sido cocinarla al vapor hasta que estaba blandita. También podríais asarla en el horno o bien cocerla en agua hirviendo, pero con esta última opción pienso que adquiriría más agua y podría variar la receta. En caso de hacerla así y ver que la masa queda demasiado líquida, se podría solucionar añadiendo más cantidad de harina de avena.
  2. Una vez cocinada, le quitamos la piel, la aplastamos con un tenedor o un pisa-puré y la reservamos.
  3. También debemos preparar antes el huevo de lino para dejarlo reposar mientras realizamos el resto de pasos.
  4. Por otro lado, en un recipiente mezclamos primero los ingredientes secos. Para ello, primero debemos tamizar la harina de avena con un colador o tamiz para evitar grumos y contribuir a que la masa luego pueda subir en el horno.
  5. Junto a la harina, añadimos el bicarbonato, la pizca de sal y la canela.
  6. A continuación, en otro recipiente mezclamos los ingredientes húmedos, es decir, los 3/4 de taza de puré calabaza, el huevo de lino y el aceite de oliva. En este mismo recipiente disolvemos también el sobre de stevia y la panela molida.
  7. Para conseguir que los dátiles endulcen un poquito más nuestra preparación, les quitaremos el hueso y los trituraremos junto con un chorrito de leche vegetal. Yo no lo he llegado a triturar del todo para encontrarme pedacitos de dátil  . Esta pasta la integraremos en el recipiente de ingredientes líquidos.
  8. Ahora sí, podemos añadir la mezcla líquida a la mezcla de ingredientes secos, pero con cariño! Todos los ingredientes deben quedar bien mezclados.
  9. A continuación, repartimos la masa en los moldes de cupcake y los metemos en el horno precalentado a 180ºC durante unos 15-20 minutos. Lo mejor es, cuando veamos que pueden estar listos, pincharlos con un cuchillo o un palillo que, si sale limpio, significa que ya pueden salir del horno.
  10. Mientras se cocinan, prepararemos el topping de calabaza y cacao. Para ello trituramos con una batidora de brazo los 3 dátiles, 1/4 de taza de puré de calabaza, la cucharadita de cacao y la de harina de avena y el chorrito de leche. Añadiremos más o menos leche o harina según la consistencia que vaya adquiriendo. Queremos que sea bien espesa para que se quede firme sobre los cupcakes.
  11. Cuando estén cocinados, sacamos los cupcakes y los dejamos enfriar. Después le colocamos el topping por encima de cada uno con ayuda de una cuchara. Yo lo he adornado con un poquito de coco rallado.

Y fin! Listos para degustar . Eso sí, estarán mucho más sabrosos si los dejamos reposar en la nevera unas horas para que se potencien los sabores y la crema de cacao coja más consistencia.
Espero que los probéis y vuestros comentarios aquí o en mis redes sociales sobre ello!
Os dejo otras fotos del resultado y del corte de los pastelitos…

  

2 respuestas a “Cupcakes de calabaza”

    1. mygreenbubblepg_8210dxa7 dice: Responder

      Cómo me alegra oír eso! Muchas gracias!!

Deja un comentario