Galletas de avena y nuez

Muuuy buenas a todos por estos lares. Hoy os traigo una de mis nuevas pruebas en la cocina… Galletas de avena y nuez!

Al utilizar como parte grasa aceite de oliva, en lugar de alguna grasa sólida, han resultado unas galletitas de textura blanda, abizcochadas, con un sabor a nuez muy rico. Aunque mi intención inicial era conseguir unas galletas bien crujientes, como yo las suelo preferir, estas de igual manera me han gustado mucho. No obstante, seguiré haciendo pruebas hasta conseguir una receta de galletas crujientes saludables! Y, por supuesto, cuando lo haga os lo enseñaré 😉

Pero como estas no tienen desperdicio, he querido enseñaros la receta igualmente…

Ingredientes (para unas 11-12 galletas grandes):

  • 1 taza de harina de avena
  • 5-6 nueces a trocitos
  • 5-6 dátiles sin hueso
  • Chorrito de leche vegetal (en este caso he utilizado de arroz)
  • 1/2 cdta de bicarbonato sódico
  • 3-4 cdtas de panela molida
  • Pizca de sal
  • 1/4 de taza de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 1 huevo de lino (receta aquí: Huevos de lino) Como os comenté en la entrada anterior, recordad que lo que hago al echar las semillas enteras en el agua, antes de dejar reposar la mezcla, es darle un toque con la batidora de brazo para lograr que gelifique lo suficiente.

Preparación:

  1. Lo primero que hacemos es preparar el huevo de lino y poner a remojar los dátiles en agua caliente durante unos 10-15 minutos para que ablanden.
  2. Luego, en un bol, mezclamos la harina de avena, el bicarbonato, la pizca de sal y las nueces.
  3. A continuación, retiramos el agua de los dátiles y los trituramos con un poquito de leche vegetal, lo justo para que la batidora pueda trabajar con facilidad.
  4. Juntamos y removemos en otro recipiente la pasta de dátiles, la panela molida, el huevo de lino y el AOVE, y después añadimos poco a poco esta mezcla en el recipiente de ingredientes secos, removiendo con unas varillas para integrar todos los componentes.
  5. Precalentamos el horno a 180ºC.
  6. Mientras, en una bandeja de horno colocamos un pedazo de papel vegetal y lo engrasamos con un poquito de aceite de oliva, ayudándonos con una servilleta. Después, repartimos la mezcla en montoncitos más o menos grandes según como queramos las galletas, dejando un espacio entre cada una, aunque no debemos preocuparnos mucho porque no crecen demasiado. También podemos utilizar un molde si queremos que tengan una forma específica.
  7. Por último, les colocamos algunos trocitos de nuez por encima y las horneamos a 180ºC durante 16-17 minutos. Aún así, debemos ir comprobando, ya que si hacemos las galletas más pequeñas, tardarán menos en estar listas.

Et voilà! Unas galletitas saludables, libres de ultraprocesados, veganas y deliciosas en poco más de media hora y con ingredientes muy sencillos. Fácil, eh?

Espero que os gusten mucho! 😋💚

Deja un comentario