Hamburguesas de garbanzo

Hoooola mis queridos lectores! Qué tal todo? Hoy, para animaros el fin de semana, os traigo algo facilito, rico y muy americanHamburguesas de garbanzo !!

Tras varios intentos a lo largo de mi vida, he conseguido una receta que, además de sencilla y rápida, no deja que las burguers queden secas al cocinarlas.

Las he preparado el fin de semana pasado, y las he acompañado con unos pimientitos asados, pero, pooor supuesto, también estarían deliciosas metidas entre un pan de hamburguesa de buena calidad y combinada con otros ingredientes (vegetales, hummus, salsas saludables caseras…). Vamos, lo que viene siendo una hamburguesa de las de verdad de toda la vida, pero, por supuesto, sin necesidad de que ningún animalito sufra! Ya os daré nuevas ideas en el futuro, estad atentos! 😜

Y ahora… os dejo con la receta…

Ingredientes:

  • 1/2 cebolla
  • 1/4 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 zanahoria grande o una pequeña
  • 1 tarro de garbanzos en conserva
  • 1/2 taza de copos de avena integral
  • Agua
  • Pan rallado
  • Especias: comino, pimentón, pimienta negra, cúrcuma, perejil, ajo en polvo, cebolla deshidratada y nuez moscada.
  • Sal
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)

 

Preparación:

  1. Primero picamos la cebolla, el ajo, el,pimiento y la zanahoria en pedazos bien pequeñitos y los ponemos en una sartén caliente a sofreír con un chorro de AOVE.
  2. Mientras, dejamos remojando en agua caliente durante unos diez minutos los copos de avena. De agua utilizaremos la justa para cubrirlos.
  3. Lavamos bien los garbanzos bajo el agua del grifo, los escurrimos y los colocamos en un bol. Con un pisapuré, los vamos machacando hasta conseguir una pasta más o menos homogénea, aunque yo he dejado algún garbanzo más entero, porque me gusta encontrármelos por el medio. Podríamos utilizar también un tenedor, pero, lógicamente, será más laborioso.
  4. Cuando las verduras estén bien pochaditas, las añadimos a los garbanzos. En este momento, también añadimos la sal, las especias al gusto, la avena bien escurrida que habíamos remojado previamente y un chorrito de AOVE. Seguimos mezclando con ayuda del pisapuré y, si vemos que la mezcla está muy seca, también podemos añadirle un chorrito de agua.
  5. Cuando tengamos todos los componentes integrados, procedemos a formar las hamburguesas. Primero, observamos la consistencia de la masa. Debe ser bastante firme para que no se nos desmorone al cocinar las hamburguesas, así que, si vemos que se pega a nuestras manos y no es manejable, iremos añadiendo pan rallado poco a poco hasta que no esté tan suave y sea más fácil de manipular. Recordad, este paso es importante, ya que si la masa ya tiene una buena consistencia, no tendremos que añadir pan rallado; no queremos que se nos seque demasiado la masa.
  6. A medida que las vamos haciendo las pasamos a un plato. Si no las vamos a hacer todas en el momento, podemos congelarlas, como he hecho yo, envueltas en papel aluminio, o bien conservarlas unos días en la nevera. Si optáis por esto último, os recomiendo guardarlas en un tupper engrasado y colocando un pedacitos de papel vegetal entre cada una para que no se peguen entre sí.
  7. Por último, sólo queda cocinarlas. Yo he optado por hacerlas vuelta y vuelta en la plancha con un chorrito de AOVE. Más adelante probaré cómo quedan en el horno y os lo cuento!

Y ahora sí, a disfrutar como más os gusten! Que viva la vegan fast food!! 😋💚💚

             

 

Deja un comentario